Cómo mejorar los efectos de la mascarilla en tu piel

Llevar mascarilla durante periodos largos, puede crear una reacción en la piel en forma de granitos, es lo que ahora se denomina maskné. 

Esto es debido a la humedad, la falta de oxigenación, y la fricción del tejido de la mascarilla con la piel, que crean un ambiente propenso a la proliferación de bacterias y pueden causar problemas en la piel, como acné, irritación, rojeces o eczemas.

Si ya has tenido acné, o rosácea, o tienes una piel que se ensucia con más facilidad, puedes ser más propensa a tener un brote, y mi consejo es que pongas atención a tu rutina de limpieza y cuidado facial.

El estrés también puede ser una causa, puesto que el cortisol que se libera en situaciones estresantes, altera las gandulas sebáceas.

La falta de oxigenación también puede afectar a las vías respiratorias, ya que la calidad del aire que respiramos no es siempre el más adecuado.

Te propongo ideas que a mí me están funcionando, con el objetivo que puedan aliviar la situación que estamos viviendo.

Mi recomendación es:

Limpia muy bien la piel mañana y noche

Incorpora un producto de limpieza facial adecuado a tu tipo de piel, y no te olvides de aplicarlo también por la mañana.

Que contenga algún ingrediente bactericida y que oxigene bien la piel.

Puedes añadir una gota de árbol de té, romero, lavanda, geranio, o manzanilla romana, a tu producto limpiador, o serum, para activar esta función descongestiva y calmante.

Hidrata la piel con una crema adecuada

No te olvides, necesitas fortalecer tu barrera protectora, usa texturas fluidas, que se absorban bien y espera a que la crema haya penetrado bien antes de ponerte la mascarilla.

Oxigena y refresca la piel con hidrolatos, esencias y tónicos

Muchos de los principios activos que contienen como el romero, lavanda, helicriso, aloe vera, hamamelis, calman, oxigenan y refrescan la piel.

Úsalos después de la limpieza facial, antes de tu serum o crema y durante el día los ratitos que te saques la mascarilla.

Pulverízalos sobre tu piel tantas veces como quieras, te aportarán bienestar a la piel y a las vías respiratorias, puesto que contienen las moléculas de la planta y tienen un efecto aromaterapéutico y fitoactivo.

Por la mañana antes de salir de casa, va muy bien el micronizado, en forma de polvo, de Dulkamara bambú

Un gran producto que absorbe la humedad, calma la piel y la refuerza.

Pensado para tratar las pieles irritadas, ha resultado ser excelente para prevenir los problemas de humedad de la mascarilla.

Mascarilla purificante y calmante adaptada a tu tipo de piel

Limpia la piel en profundidad una vez en la semana, mejorará el acné, el poro, la falta de oxigenación y calmará la piel.

Pon una gota de aceite esencial dentro de la mascarilla antes de salir de casa por la mañana

A mí me gusta mucho la mezcla phytorrespir con ravintsara, eucalipto, árbol del té, tomillo, menta, lavanda…con acciones antivíricas, antibacterianas, fluidificando de las mucosas, relajante.

Puedes también usar uno solo, el que tengas y te guste el aroma, o hacerte tu mezcla aroma terapéutica.

Te aseguro que la experiencia de llevar mascarilla será más agradable, a la vez que te protegerá.

 Brumas Purificadoras del aire de Aromalaboratory

Son protectores ambientales, gracias a sus activos desinfectantes atmosféricos.

Reducen el estrés y la contaminación ambiental, al que estamos expuestos, vaporizándolos alrededor de nuestro cuerpo.

Elaborados con aceites esenciales orgánicos e hidrolatos, las brumas limpian y nos protegen de una manera cómoda y segura.

También los puedes pulverizar dentro de la mascarilla antes de aplicarla y cuando lo necesites.

• Humificadores

En casa, en el trabajo, un humificador con un buen aceite esencial o mezcla de varios de ellos, te aportará calma, y bálsamo a las vías respiratorias.

Puedes ponerlo en la habitación, un rato antes de ir a dormir, con lavanda, o mandarina, para relajar, o cuando llegues a casa para descongestionar las vías respiratorias con eucaliptos, menta o ravintsara.

El pomelo, el naranjo amargo o dulce, o el limón, aportan un toque de cítricos y purifican el ambiente.

Usa un humificador cuando necesites bienestar en tu espacio.

Limpieza nasal, con agua de mar y propolis

Cuando llegues a casa y por la mañana, hacer una limpieza nasal arrastra la mucosidad que se estanca junto con bacterias y partículas del ambiente y la polución.

Mar Cochs

Fundadora de La Marieta, espacio y tienda de belleza natural

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *