Las necesidades nutricionales de la piel

La nutrición influye mucho en el aspecto de la piel.

Como todo órgano, la piel necesita que le aportemos aquello que le hace falta para el desarrollo de sus funciones, necesita poder retirar aquello que le sobra para regenerarse y nutrirse, y necesita estar protegida de las agresiones externas (sol, contaminación, factores irritantes) e internas (nutrición inadecuada, acumulación de toxinas, oxidación interna).

Aportémosle aquello que le falta:

El colágeno: es un componente básico y estructural de la piel, y le aporta resistencia y flexibilidad.

Es parte del material con el que está hecha, y resulta completamente imprescindible.

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de fabricarlo, pero lo hace a un ritmo decreciente con la edad, de forma que a los 30 años ya fabricamos solo la mitad que durante la adolescencia.

Es difícil de obtenerlo por la dieta, así que, si queremos disfrutar de niveles óptimos de este maravilloso material, deberemos tomarlo en forma de suplemento nutricional.

También será de gran ayuda si retiramos de la dieta los alimentos refinados, porque activan un proceso que daña el colágeno, y si añadimos antioxidantes, como por ejemplo las frutas, verduras y hortalizas frescas y de temporada.

El ácido hialurónico: quizás ya lo conoces por su uso en productos cosméticos. Es otro elemento nutritivo básico para la piel, porque mientras el colágeno le aporta la estructura y la resistencia, el ácido hialurónico le aportará la hidratación y elasticidad que necesita.

La vitamina C: es necesaria para la síntesis del colágeno y la reparación tisular, pero además es un gran antioxidante que nos protege de la oxidación celular causada por el estrés, los desajustes alimentarios o por los propios procesos metabólicos del cuerpo.

Cuida tu piel también por dentro.

Mar Cochs

Experta en el cuidado de la piel

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *